Imprimir Enviar a un amigo
Visitas: 27,075
Inicio Historia de Chile / Regiones / Los hábitats de Chile

Historia de Chile: Regiones.

Chile y sus hábitats: Matorral y bosque esclerófilo

Matorral y bosque esclerófilo

        
Chile y sus hábitats: Matorral y bosque esclerófilo FOTO: En algunos sectores de los valles costeros encontramos la palma chilena

Esta región –que contiene la mayor densidad poblacional del país y la mayor concentración de actividad agrícola, lo que ha determinado un alto grado de alteración de la vegetación natural–, se extiende a través de la zona central de Chile. En ella se dan las típicas condiciones de clima mediterráneo, esto es, inviernos fríos y lluviosos y veranos cálidos y secos.

Aquí, la diversidad vegetal es alta, con variadas formas de vida como cactus, arbustos bajos, arbustos espinosos y árboles. El predominio de alguno de estos elementos permite diferenciar tres tipos de hábitat vegetal, los que comparten un patrón de fauna común representado por mamíferos como el zorro culpeo, el quique, el cururo y el degú; y aves como el zorzal, el chincol, la diuca, el jilguero, la tenca, el chirihue, el tordo, la loica, el queltehue, la lechuza y el chuncho.

Matorral estepario: Son aquellos sectores que presentan precipitaciones bajas e irregulares, además de una intensa presión de pastoreo y extracción de leña, que les han conferido una fisonomía de matorral con arbustos dispersos y una densa estrata de hierbas anuales. Entre las especies de flora que es posible encontrar están la alcaparra, la chamiza, el rumpiato, el incienso, el huañil, el chagual, el guayacán, el alfilerillo, el llantén, el litre, el colliguay y el quisco.

Matorral y bosque espinoso: Son áreas que se presentan muy alteradas por las actividades humanas, donde la forma de vida predominante la constituyen los arbustos espinosos, a menudo caducifolios de verano. Las especies de flora más representativas son el espino, el algarrobo, el litre, el maitén, el romerillo y diversas especies de cactus.

Bosque esclerófilo: Se extiende por las laderas de ambas cordilleras, y es un paisaje vegetal dominado por arbustos latos y árboles como el peumo, el molle, el litre, el boldo, el quillay, el maqui, la quila, el colliguay y el quilo. En algunos sectores de los valles costeros encontramos la palma chilena, y en sectores húmedos –como los fondos de quebradas– la patagua, el belloto, el lingue y el canelo.
Fuente: Icarito Diario La Tercera.


  Continuar Leyendo en Regiones
Chile y sus hábitats: Bosque patagónico

Chile y sus hábitats: Bosque patagónico

Se extiende en aquel sector de los Andes Australes (XI y XII Región), donde las precipitaciones de l...

Conoce las 48 reservas nacionales de nuestro país

Conoce las 48 reservas nacionales de nuestro país

1.- Reserva Nacional Las Vicuñas: Está ubicada en la Comuna de Putre, Provincia de Parinacota, abarc...

Historia de Panguipulli

Fue fundada oficialmente en el año 1946, el primer poblador fue Guillermo Angermaier llegado en 1885...

Historia de Puerto Aisén

Historia de Puerto Aisén

Antes de la llegada del hombre blanco, lo que iba a ser Aisén con el tiempo estuvo ocupado por los indígenas, representados por dos grandes grupos diferentes. En la parte continental los Tehuelches, en el litoral los Alacalufes. Los Tehuelches fueron cazadores pedestres hasta la llegada de l...

Historia de Copiapó

Historia de Copiapó

Esta zona fue ocupada por el pueblo Diaguita, hasta el descubrimiento de Chile en 1536 en manos de Diego de Almagro. Fue el primer lugar donde el español toma posesión de tierras. El 8 de diciembre de 1744, Francisco Cortés Cartavio y Roldán funda San Francisco de la Selva, actual Copiapó. El...

Historia de Arica

Se sabe que los primeros habitantes de esta zona pertenecieron a la cultura de los Chinchorros, de la cual se destaca su proceso de momificación, ejemplares que se conservan en el Arqueológico Museo S...

Àreas de conservación de los recursos naturales

El balance que debe existir entre producción y conservación - es decir, entre uso y goce de la naturaleza y sus recursos, sin poner en riesgo su permanencia en el tiempo -, es muy delicado. Por una pa...