Imprimir Enviar a un amigo
Visitas: 6,746
Inicio Historia de Chile / La Guerra del Pacífico / Anexos cartas y documentos

Historia de Chile: La Guerra del Pacífico.

Recepción del general Bulnes a su regreso de la guerra. Carta de Mary Causten de carvallo a sus padres residentes en Washington

        
Santiago, 5 de enero de 1840. [...] El valiente General Bulnes, Comandante de todas las fuerzas de Chile enviadas al Perú, llegó a Valparaíso a principios de diciembre y fue recibido con el corazón y los brazos abiertos por todo Chile. Saludos oficiales y del pueblo, banquetes y bailes y fiestas de todo género caracterizaron el calor del agradecimiento público.

Después de algunos días de permanencia en esa ciudad, partió para Santiago a la cabeza de sus tropas y el 17 de diciembre llegó a la hacienda de don Francisco Ruiz Tagle, situada en las vecindades de esta capital, donde se tenía preparado un espléndido banquete dispuesto por el gobierno a todos los jefes, oficiales, tropas de líneas y milicias, y a cuantas personas quisieran concurrir.

El General, acompañado de su madre y su familia y del Presidente de la República, tomó a-siento en una mesa especial. Los jefes y oficiales ocuparon otra y debajo de grandes árboles se colocaron las destinadas a las tropas.

Se proporcionaron a los festejados todos los comestibles propios de un acto semejante y abundaron los platos delicados, los dulces, los helados y las frutas de la estación, que son riquísimas y de muy variadas clases. Nada de lo bueno que se produce entre nosotros faltó en mesas preparadas con tanto cariño y tan vivo entusiasmo, porque el fundamento de todo era agasajar debidamente a los vencedores de la campaña que acaba de terminar[...]

De acuerdo con lo convenido, el miércoles 18 debería llegar el ejército a Santiago, y efectivamente, a las seis de la tarde hizo el General su entrada triunfal por la Alameda[...]

Iba acompañado por el Presidente de la República y sus ministros, el Cuerpo Diplomático, miembros del Congreso y de la Municipalidad, altos funcionarios públicos, representantes de variadas corporaciones y servían de escolta a la comitiva, tropas de milicias y una masa compacta del pueblo que comprendía a muchos millares de personas.

La Alameda estaba preparada para esta demostración y se habían levantado hermosos arcos triunfales que ostentaban inscripciones patrióticas [...] En el paseo central de la Alameda y a cierta altura sobre el suelo, se habían colocado palcos para los concurrentes que desearan pagarlos y no necesito decir que todos ellos se hallaban repletos de damas y caballeros que participaban del mismo entusiasmo que se notaba en el pueblo [...]

Dos de los principales seminarios para niñas habían arrendado palcos a ambos lados del arco central y al llegar allí el general y su comitiva, una de las niñitas recitó unos versos de bienvenida y las demás niñitas le arrojaron flores frescas y coronas de flores artificiales hechas por ellas mismas [...]A1 frente de la casa de ´ti ^ don Diego Antonio Barros se hallaba un arco construido por él con su propio peculio, que contenía expresivas inscripciones y ostentaba las banderas de todos los países americanos hechas con satín de seda de riquísima clase. Sobre la parte superior del arco había un inmenso cóndor con las alas abiertas, de cuyo pico colgaba una corona de laurel y flameaba la bandera victoriosa de Chile y de las patas del ave, que simboliza el empuje d la raza chilena, se desprendía la perteneciente a santa cruz, el jefe derrotado por el ejército de Bulnes, de este arco se desprendieron tales cantidades de flores y de mistura que el General se vio en apuros para soportar semejante bombardeo [...].

Por la noche, el Presidente y el 5 General, acompañados por algunos altos funcionarios, fueron al teatro, donde se les recibió con el mismo entusiasmo que se hizo visible en los actos del día [...]. Posteriormente se ofrecieron dos grandes bailes al héroe de Yungay, al cual nosotros asistimos con verdadero placer. Me reservo la descripción de estas fiestas para otra ocasión, porque temo no tener tiempo para hacerlo antes de la hora de despacho de la correspondencia. Esta carta irá en el velero Napoleón, destinado a Boston.

Mary de Carvallo.´


  Continuar Leyendo en La Guerra del Pacífico
La campaña de Tarapacá

La campaña de Tarapacá

El 2 de noviembre de 1879, 16 buques y transportes de guerra desembarcaron en Pisagua a diez mil hom...

Comienza la guerra

Comienza la guerra

La Guerra del Pacífico tuvo distintos escenarios. El más importante fue el mar, en este caso el Océa...

Consecuencias de la guerra

En Chile Durante el transcurso de la Guerra del Pacífico, el progreso de Chile no se vio interrum...

Las causas de la Guerra del Pacífico

Las causas de la Guerra del Pacífico

Muchas veces hemos oído hablar de esta guerra, y sobre todo del Combate Naval de Iquique, uno de los hechos de armas más conocidos de este conflicto. Para comprender mejor este episodio de la historia de Chile es necesario partir desde sus orígenes. La Guerra del Pacífico (1879-1883) fue un c...

Los tratados de paz

Los tratados de paz

El Tratado de Ancón Este tratado se firmó entre Chile y Perú en 1883, y uno de sus aspectos más importantes fue la entrega definitiva a Chile, por parte de Perú, de la provincia de Tarapacá, comprendida entre la quebrada de Camarones y el río Loa. Los territorios de Tacna y Arica quedaban ...

La campaña de Tarapacá

El 2 de noviembre de 1879, 16 buques y transportes de guerra desembarcaron en Pisagua a diez mil hombres, al mando del general Erasmo Escala y acompañado por el ministro de guerra en Campaña, Rafael S...

Consecuencias de la guerra

En Chile Durante el transcurso de la Guerra del Pacífico, el progreso de Chile no se vio interrumpido; por el contrario, la guerra estimuló el desarrollo de la economía industrial, lo que contribuy...