Imprimir Enviar a un amigo
Visitas: 6,064
Inicio Historia de Chile / La Guerra del Pacífico / Anexos cartas y documentos

Historia de Chile: La Guerra del Pacífico.

Diego Barros Arana relata las razones de su destitución de la rectoría del instituto nacional

        
El crédito y la prosperidad del Instituto no podían ser í del agrado de todo el mundo. Hay en nuestro país un círculo político eminentemente reaccionario y enemigo de toda ciencia, que aspira nada menos que a hacer retrogradar nuestros estudios al estado en que se hallaban en los siglos mas atrasados de la edad media. Aquí como en Europa, ese círculo ha enarbolado la bandera de la libertad de enseñanza, no para proclamar y sostener el derecho imprescriptible de todo ciudadano para enseñar lo que él quiera, sino para combatir la enseñanza que da el estado en sus colegios, para pedir que se cierren esos colegios donde se educa gratuitamente el pobre, para hacer desaparecer las pruebas de competencia a que se somete a los jóvenes, para prescribir la enseñanza de muchas ciencias, para dar a la enseñanza de o-tras una dirección torcida y falsa, y por último, para encaminar las cosas de manera que la instrucción de la juventud quede en manos de las congregaciones religiosas. Ese círculo no podía dejar de ser el enemigo encarnizado de los progresos del Instituto. Allí se inició contra este establecimiento una propaganda oculta y tenebrosa en los primeros tiempos, franca y descubierta cuando se creyó contar con el apoyo del gobierno.

Interminable sería el contestar a todas las acusaciones que en los corrillos se formularon en contra del Instituto. Se dijo que yo tenía empeño en formar libres pensadores, que con este fin descuidaba la instrucción religiosa de los alumnos, que había suprimido las prácticas piadosas y que fomentaba la lectura de libros impíos. Estos cargos iban acompañados de muchos rumores que se hacían circular sigilosamente para alarmar a las familias. Más de un eclesiástico se encargó de esparcir estas acusaciones [...].

Pero, desde mediados de 1871 la I saña y la arrogancia de los enemigosn del Instituto subieron de punto. Casi no se pasó un día en que no se me diera aviso de alguna calumnia o de alguna maquinación contra el establecimiento. Estos avisos iban acompañados de las amenazas que se proferían contra mí por personas a quienes debía considerar altamente colocadas. Por diversos conductos se me dijo que el Presidente de la República, don Federico Errázuriz, había empeñado su palabra a muchos de los hombres que más interés habían puesto en su elevación, de separarme del Instituto, y de destruir la cabra que yo había ejecutado y en que él mismo había tenido una parte principal como ministro de instrucción pública del gobierno del señor Pérez [.´..]. Estos avisos, aunque repetidos con una insistencia particular, no me alarmaron. No podía convencerme de que el celo con que había servido a la causa de la instrucción pública pudiera traerme por única recompensa una injusta persecución. Sin embargo, esta amenaza llegó a ser un rumor público no solo en Santiago, sino en toda la república, y lo que es más singular, fuera de ella. Se dijo en todas partes, en la prensa y en los corrillos, que el Instituto sería detenido en su marcha de progreso, y que yo sería expulsado en pocos meses más [...]´


  Continuar Leyendo en La Guerra del Pacífico
Las causas de la Guerra del Pacífico

Las causas de la Guerra del Pacífico

Muchas veces hemos oído hablar de esta guerra, y sobre todo del Combate Naval de Iquique, uno de los...

Los tratados de paz

Los tratados de paz

El Tratado de Ancón Este tratado se firmó entre Chile y Perú en 1883, y uno de sus aspectos más i...

Consecuencias de la guerra

En Chile Durante el transcurso de la Guerra del Pacífico, el progreso de Chile no se vio interrum...

La campaña de Tarapacá

La campaña de Tarapacá

El 2 de noviembre de 1879, 16 buques y transportes de guerra desembarcaron en Pisagua a diez mil hombres, al mando del general Erasmo Escala y acompañado por el ministro de guerra en Campaña, Rafael Sotomayor. Batalla de Dolores Aproximadamente unos seis mil hombres, bajo las órdenes del co...

Campaña de la Sierra

Campaña de la Sierra

La Campaña de la Sierra es la última y más larga etapa de la Guerra del Pacífico, y su nombre tiene relación con la sierra peruana, ya que desde abril de 1881 hasta junio de 1884, un grupo de batallones chilenos combatió fuertemente en las altas mesetas de la sierra de ese país contra las fue...

Los tratados de paz

El Tratado de Ancón Este tratado se firmó entre Chile y Perú en 1883, y uno de sus aspectos más importantes fue la entrega definitiva a Chile, por parte de Perú, de la provincia de Tarapacá, compre...

La campaña de Tarapacá

El 2 de noviembre de 1879, 16 buques y transportes de guerra desembarcaron en Pisagua a diez mil hombres, al mando del general Erasmo Escala y acompañado por el ministro de guerra en Campaña, Rafael S...