Imprimir Enviar a un amigo
Visitas: 18,594
Inicio Historia de Chile / La Guerra del Pacífico / Del predominio conservador a liberalismo

Historia de Chile: La Guerra del Pacífico.

La revolución de 1851

        
Ante la agitación política, la autoridad adoptó varias medidas restrictivas, tales como suprimir las concentraciones públicas, clausurar algunos medios de prensa y apresar y desterrar a los líderes de la oposición. Estas determinaciones solo contribuyeron a exacerbar más los ánimos contra el gobierno. Se implantó el estado de sitio en las provincias de Aconcagua y Santiago.

A comienzos de 1851, la tensión política había adquirido características de verdadera histeria colectiva. Conspiraban no solo los pipiólos de la época, sino que también las viudas, los hijos y las hijas de los fallecidos, los igualitarios (así se llamaban entre sí los miembros de la Sociedad de la Igualdad) y los liberales exaltados. Se incitaba a la revuelta al primo, al amigo, al novio, al amante, fuera coronel, jefe, oficial, sargento, cabo o simple soldado. Se tejió una complicadísima red de conspiraciones en Santiago y provincias, que se anudaban, se rompían y se ataban de nuevo. No tardaron en concentrarse todas las esperanzas en el coronel Pedro Urriola, reconocido como el mejor profesional en golpes militares.

A medianoche del 19 de abril de 1851, Urriola se dirigió al cuartel Valdivia (situado donde hoy se encuentra el antiguo edificio del Congreso), contando con el apoyo de José Miguel Carrera Fontecilla, Benjamín Vicuña Mackenna, Francisco Bilbao y Manuel Recabarren. Estos dos últimos habían ofrecido mandarle cinco mil hombres, de los cuales solo llegaron cinco. En La Moneda, el presidente Manuel Bulnes organizó la defensa, jinete en su caballo y desayunando con una enorme taza de mote con huesillos que acababa de comprar a un vendedor ambulante.

Muerto Urriola por una bala loca que disparó un fugitivo, su sucesor al frente del golpe, Justo Arteaga Cuevas, se refugió en la representación diplomática estadounidense. A las 11 horas del día 20, el motín estaba controlado por las fuerzas militares, que no se plegaron -como se esperaba- a la rebelión.

La elección presidencial fue ganada por Manuel Montt. Su contendor, el general José María de la Cruz -primo hermano del presidente Bulnes-, solo triuntó en Concepción y La Serena. Argumentando la intervención del gobierno en el acto electoral, los opositores declararon nula la elección y, en septiembre de 1851, estallaron otros movimientos revolucionarios en aquellas ciudades, apoyados por el propio general De la Cruz.



  Continuar Leyendo en La Guerra del Pacífico
La campaña de Lima

La campaña de Lima

El gobierno del Presidente Aníbal Pinto se sentía satisfecho con los logros alcanzados hasta ese mom...

Las causas de la Guerra del Pacífico

Las causas de la Guerra del Pacífico

Muchas veces hemos oído hablar de esta guerra, y sobre todo del Combate Naval de Iquique, uno de los...

La campaña de Tarapacá

El 2 de noviembre de 1879, 16 buques y transportes de guerra desembarcaron en Pisagua a diez mil hom...

La campaña de Lima

La campaña de Lima

El gobierno del Presidente Aníbal Pinto se sentía satisfecho con los logros alcanzados hasta ese momento, tras la conquista de territorios peruanos que comprendían la región de Tarapacá, Tacna y Arica. Sin embargo, presionado por el Congreso y los partidos políticos, Pinto decidió iniciar la ...

Las causas de la Guerra del Pacífico

Las causas de la Guerra del Pacífico

Muchas veces hemos oído hablar de esta guerra, y sobre todo del Combate Naval de Iquique, uno de los hechos de armas más conocidos de este conflicto. Para comprender mejor este episodio de la historia de Chile es necesario partir desde sus orígenes. La Guerra del Pacífico (1879-1883) fue un c...

Las causas de la Guerra del Pacífico

Muchas veces hemos oído hablar de esta guerra, y sobre todo del Combate Naval de Iquique, uno de los hechos de armas más conocidos de este conflicto. Para comprender mejor este episodio de la historia...

La campaña de Tarapacá

El 2 de noviembre de 1879, 16 buques y transportes de guerra desembarcaron en Pisagua a diez mil hombres, al mando del general Erasmo Escala y acompañado por el ministro de guerra en Campaña, Rafael S...