Imprimir Enviar a un amigo
Visitas: 11,183
Inicio Historia de Chile / La Colonia / La sociedad colonial en el siglo XVII

Historia de Chile: La Colonia.

Las ciudades y el comercio

        
La noche del 13 de mayo de 1647 un terremoto destruyó Santiago. Los edificios construidos en un siglo de Colonia se vinieron abajo. Los templos, los edificios civiles, la mayor parte de las viviendas quedaron reducidos a escombros sepultando más de seiscientos vecinos: «Al punto que comenzó a temblar —escribiría el cabildo—, comenzaron a caer los edificios que se habían hecho en el discurso de más de cien años, y con notable sentimiento en toda la Ciudad ni en su jurisdicción, no quedó ninguno chico ni grande que no se hubiese de habitar, después de remendado, con grandísimo riesgo».

El fuerte y prolongado movimiento de tierra provocó el pánico en la población y generó un piadoso clima colectivo entre los españoles y cierto temor a que la situación fuera aprovechada por los esclavos o los indígenas para pretender una rebelión.

La recuperación de la ciudad estuvo además plagada de dificultades. Una epidemia de tifus propagó la muerte entre los supervivientes, llevándose dos mil almas. La Corona española eximió a los pobladores del pago de tributos para facilitar la recuperación de la ciudad, pero aun así sería muy lenta debido a que el clima económico ayudaba bien poco.

En el mes de marzo de 1657 el temblor volvía a producirse algo más al sur, destruyendo Concepción y agravando los efectos del desastre al sobrevenir un maremoto que cerró la huida de los pobladores.

La destrucción de un centro administrativo y mercantil como Santiago vino a unirse al declive que la ciudad venía experimentando desde la década anterior. El descenso de los precios de los productos chilenos en el mercado peruano ocasionó una merma de beneficios primero y el empobrecimiento después. A mediados del siglo XVII Chile conoció el estancamiento y la decadencia. Cuando se ordenó rebajar la moneda de ocho a seis reales para paliar un fraude en la acuñación efectuada en Potosí, los precios de todos los artículos importados se elevaron y los comerciantes se llevaron al Perú la moneda de valor bueno y dejaron la depreciada.

Con todo, la reconstrucción de Santiago se vio apoyada por la incorporación de un nuevo impuesto sobre las mercancías llevadas a Valparaíso para su embarque y otro sobre la exportación. Con esos ingresos pudieron levantarse nuevos edificios civiles y religiosos, se construyeron puentes y se dotaron servicios.

Al finalizar el siglo XVII las obras estaban concluidas y Santiago era una nueva ciudad, con nuevos barrios y gran número de huertos y jardines. Los comerciantes habían ganado protagonismo social y enlazaban con las familias más notables y añejas. La ciudad reunía unas mil viviendas y el conjunto de la población, sin distinciones étnicas, llegaba a 12 000 habitantes.



  Continuar Leyendo en La Colonia
Resurgimiento de la minería

Resurgimiento de la minería

Después de la Conquista y luego de la explotación de los lavaderos de oro, la minería desapareció ca...

Guerra de Arauco

Guerra de Arauco

Las ideas expuestas por el padre dominico Bartolomé de las Casas (1510), que no justificaba las guer...

La hacienda

Durante el siglo XVII, la hacienda se fue consolidando como unidad económica de múltiples facetas, m...

La economía

La economía

Los conquistadores trajeron productos y especies nuevas (ganado, trigo, vid, árboles frutales, etc.), los que junto a los cultivos autóctonos (maíz, papas y porotos, entre otros) alcanzaron a fines del siglo XVI una producción que satisfacía las necesidades de consumo de la población de Chile....

La Iglesia católica

La Iglesia católica

La institución religiosa desempeñó un papel activo en la colonización americana y de modo concreto en el caso chileno. Las bulas pontificias concedidas a la Corona de Castilla después del descubrimiento y en la primera mitad del siglo XVI definieron el papel evangelizador asignado a la monarquÃ...

La administración colonial

Desde un comienzo, España centralizó todo lo referente a la administración de las colonias que poseía en América y Asia, teniendo a la cabeza de esta organización al rey, quien era asesorado por el Re...

La organización de la producción. La encomienda y la mita

La monarquía trató de limitar el derecho sucesorio en la encomienda que la convertía en una institución vitalicia. Sin embargo, después de la rebelión de los encomenderos del Perú, aceptó la trasmisió...