Imprimir Enviar a un amigo
Visitas: 18,159
Inicio Historia de Chile / La Colonia / La guerra de Arauco

Historia de Chile: La Colonia.

El levantamiento de 1598

        
En diciembre de 1598, teniendo noticia de las acciones hostiles emprendidas por los indígenas del Purén, Oñez de Loyola se dirigió de La Imperial a Angol con un ejército reducido. La actitud más benevolente dispensada a los indígenas le hizo pensar que se había ganado su confianza. Mientras pernoctaba en Curalaba sin apenas vigilancia, su campamento fue sorprendido por los mapuches mandados por el toqui Pelantaro y el destacamento fue degollado. La cabeza de Oñez de Loyola acabó en la picota y fue guardada como símbolo de la acción hasta que diez años después su cráneo fue devuelto a los españoles. Curalaba era la primera señal del levantamiento general araucano, mayor y mejor preparado que el de 1543. En breve, comenzaron los asaltos a fuertes y poblaciones de la comarca. Pelantaro atacó Angol. Pero el desastre para los españoles no se limitaría a la pérdida de estos campamentos fortificados. Todas las poblaciones al sur del Biobío, las siete ciudades, fueron destruidas y despobladas: Valdivia, Angol, La Imperial, Osorno, Villarrica, Arauco y Santa Cruz, algunas tras un largo asedio. Santiago acogió a la mayor parte de la población huida del sur: «ya no hay más Chile» que esa ciudad, resumía en 1600 un testigo de la hecatombe.

Los españoles se vieron obligados a retirarse hacia el norte y establecer en el Biobío la frontera, fuera del espacio mapuche, sin asegurar con ello verse libres de las incursiones que desde el territorio enemigo se producían con relativa frecuencia. En adelante, la frontera definiría, más allá de una línea geográfica, la situación entre la gobernación y el país de los araucanos. Concepción quedó en primera línea, expuesta a las acciones de las avanzadas enemigas; Chillan, en el interior, estuvo a merced de cualquier ataque.

El desastre de 1598 constituía el mayor revés en tierra americana de las armas españolas, no sólo por el abandono a que se vieron obligadas, sino porque el terreno perdido no volvería a recuperarse efectivamente en los doscientos años siguientes. Por primera vez, la Conquista se detenía y a la postre se renunciaría a continuarla.



  Continuar Leyendo en La Colonia
El período ilustrado

El período ilustrado

El siglo XVIII, Siglo de las Luces, se abrió a la influencia de la Ilustración europea, la cual tamb...

Resurgimiento de la minería

Resurgimiento de la minería

Después de la Conquista y luego de la explotación de los lavaderos de oro, la minería desapareció ca...

La economía

De acuerdo a los principios mercantilistas existentes durante la Colonia, la riqueza de cada nación ...

El sistema de parlamentos

El sistema de parlamentos

Desde siempre fue muy importante para la Corona incorporar a los aborígenes a la fe cristiana, apoyando constantemente esta iniciativa, moral y económicamente. La Compañía de Jesús fue la encargada de llevar a cabo la misión de evangelizar a los indígenas, estableciendo misiones en el sector ...

La hacienda

La hacienda

Durante el siglo XVII, la hacienda se fue consolidando como unidad económica de múltiples facetas, mientras la encomienda cedía como sistema de trabajo e institución social. La hacienda se fue conformando en una segunda etapa económica del período colonial, ya que fue sustituyendo a la explota...

La sociedad indígena

La situación de guerra contra los españoles y el despoblamiento de las tierras limítrofes, escenario de incursiones o de retiradas estratégicas, empujó a los mapuches' a buscar pastos para su ganado m...

Últimos tiempos de la Colonia

Desde comienzos del siglo XVIII, la calidad del personal administrativo que llegaba a Chile mejoró, con la nueva dinastía de Borbón, encabezada por Felipe V. Durante este período, los gobernadores fue...