Imprimir Enviar a un amigo
Visitas: 17,748
Inicio Historia de Chile / La Colonia / La guerra de Arauco

Historia de Chile: La Colonia.

El levantamiento de 1598

        
En diciembre de 1598, teniendo noticia de las acciones hostiles emprendidas por los indígenas del Purén, Oñez de Loyola se dirigió de La Imperial a Angol con un ejército reducido. La actitud más benevolente dispensada a los indígenas le hizo pensar que se había ganado su confianza. Mientras pernoctaba en Curalaba sin apenas vigilancia, su campamento fue sorprendido por los mapuches mandados por el toqui Pelantaro y el destacamento fue degollado. La cabeza de Oñez de Loyola acabó en la picota y fue guardada como símbolo de la acción hasta que diez años después su cráneo fue devuelto a los españoles. Curalaba era la primera señal del levantamiento general araucano, mayor y mejor preparado que el de 1543. En breve, comenzaron los asaltos a fuertes y poblaciones de la comarca. Pelantaro atacó Angol. Pero el desastre para los españoles no se limitaría a la pérdida de estos campamentos fortificados. Todas las poblaciones al sur del Biobío, las siete ciudades, fueron destruidas y despobladas: Valdivia, Angol, La Imperial, Osorno, Villarrica, Arauco y Santa Cruz, algunas tras un largo asedio. Santiago acogió a la mayor parte de la población huida del sur: «ya no hay más Chile» que esa ciudad, resumía en 1600 un testigo de la hecatombe.

Los españoles se vieron obligados a retirarse hacia el norte y establecer en el Biobío la frontera, fuera del espacio mapuche, sin asegurar con ello verse libres de las incursiones que desde el territorio enemigo se producían con relativa frecuencia. En adelante, la frontera definiría, más allá de una línea geográfica, la situación entre la gobernación y el país de los araucanos. Concepción quedó en primera línea, expuesta a las acciones de las avanzadas enemigas; Chillan, en el interior, estuvo a merced de cualquier ataque.

El desastre de 1598 constituía el mayor revés en tierra americana de las armas españolas, no sólo por el abandono a que se vieron obligadas, sino porque el terreno perdido no volvería a recuperarse efectivamente en los doscientos años siguientes. Por primera vez, la Conquista se detenía y a la postre se renunciaría a continuarla.



  Continuar Leyendo en La Colonia
La época colonial

La época colonial

Tras la derrota de las fuerzas españolas en Curalaba, la conquista se detuvo. Como parte de una estr...

La Iglesia

La Iglesia

Desde los comienzos de la época de la Conquista, los sacerdotes venían dispuestos a evangelizar a lo...

La sociedad colonial

Al frente de la jerarquía social de la Colonia se situaban los descendientes de los conquistadores q...

La Iglesia

La Iglesia

Desde los comienzos de la época de la Conquista, los sacerdotes venían dispuestos a evangelizar a los indígenas y convertirlos al cristianismo, con lo que se cumplía el fin espiritual de la colonización. En un principio, los sacerdotes que se radicaron en Chile fueron capellanes de ejército,...

La guerra defensiva

La guerra defensiva

Poco después de establecida la frontera en el río Biobío, un sacerdote jesuita, el padre Luis de Valdivia, logró la aprobación de la Corte para reducir a los indígenas en forma pacífica, es decir, mediante misiones evangelizadoras, mientras las fuerzas militares se mantenían a la defensiva. ...

¿Cómo era la administración durante la Colonia?

Desde un comienzo, España centralizó todo lo referente a la administración de las colonias que poseía en América y Asia, teniendo a la cabeza al rey, quien era asesorado por el Consejo de Indias. El...

La economía en la Colonia

El oro en polvo había alimentado los primeros sueños de riqueza del conquistador que descubriera Chile, pero muy pronto se tuvo conciencia de que serían la tierra y el trabajo la principal fuente de p...