Imprimir Enviar a un amigo
Visitas: 15,502
Inicio Historia de Chile / Biografías / La lucha por la Independencia: 1810-1830

Historia de Chile: Biografías.

Camilo Henríquez González: 1769-1825

Cura, periodista y revolucionario

        
El "Fraile de la Buena Muerte" nació en Valdivia en 1769 y murió en Santiago en 1825. Se lo denominó así debido a que profesó en la orden de la Buena Muerte, congregación encargada de atender a los moribundos pobres.

Sus padres fueron Félix Henríquez y Rosa González. En 1782, se dirigió a Lima para ingresar, al año siguiente, al convento de San Camilo de Lelis, iniciando su noviciado en la orden caritativa.

Fue ordenado sacerdote en 1790. Recibió una amplia instrucción que alimentó su curiosidad intelectual. Ella le impulsó a leer las obras de los filósofos ilustrados, prohibidas por la iglesia; entre ellas, el Contrato Social de Jean Jacques y Rousseau, acción por la que fue perseguido por el Santo Oficio de la Inquisición.

La orden lo envió a Quito, donde residía al producirse la instalación de la Primera Junta que, al igual que en Chile, inició su movimiento independentista (1809). Allí fue testigo de la violenta represión con que actuaron los sectores realistas. Parte de sus vivencias las volcó posteriormente en una obra de teatro titulada La Camila o La Patriota de Sud Americana.

Participación política

En 1811 volvió a Chile y se involucró, casi de inmediato, en la agitada vida política de entonces. Redactó la Proclama de Quirino Lemachez, firmada con el anagrama de su propio nombre, que circuló a partir del 6 de enero en forma de manuscrito. En este, instaba a sus conciudadanos a votar por hombres capaces de luchar por las ideas independentistas, en las elecciones llamadas para instalar un Congreso Nacional. Su compromiso con esta causa fue total, tanto que el 1º de abril de 1811, al producirse el "Motín de Figueroa", recorrió las calles de Santiago al mando de una patrulla.

En el Primer Congreso Nacional, Henríquez fue diputado suplente por Puchacay. También, le correspondió pronunciar un sermón en la misa celebrada con motivo de la inauguración de las sesiones de la corporación. En este, sostuvo que la religión católica autorizaba al Congreso para darle una constitución al país.

Su labor parlamentaria fue escasa debido a que sólo intervenía cuando el diputado titular estaba ausente. Así y todo, el mismo año 1811 promovió un plan de organización de la instrucción pública en el que muchos ven la génesis del Instituto Nacional.

La Aurora de Chile

Sin embargo, los mayores esfuerzos de Camilo Henríquez en beneficio de la causa de la Independencia los realizó a través de la prensa. Una de las tareas prioritarias del gobierno de José Miguel Carrera fue la difusión de las ideas independentistas. Para ello se importó una imprenta desde Estados Unidos. El 16 de enero de 1812, Fray Camilo fue nombrado editor de la Aurora de Chile, el primer periódico que circuló en el país. El número inicial fue publicado el 13 de febrero de ese mismo año.

En cada edición, el Fraile volcó sus conocimientos de teoría política en una serie de artículos que defendían el derecho del pueblo de Chile a formar un gobierno independiente y retrataban la situación política que se vivía. Sin embargo, esta labor no estuvo exenta de críticas provenientes del mismo sector revolucionario, pues Henríquez hacía gala de un espíritu independiente.

En agosto de 1812, el gobierno de José Miguel Carrera estableció una censura para el periódico y nombró una comisión -integrada por Juan Egaña, Francisco Antonio Pérez, Pedro Vivar y Manuel de Salas-, a fin de elaborar un proyecto de reglamento de prensa.

Fray Camilo -ardoroso defensor de la libertad de opinión- se negó a publicar el decreto en cuestión y, en cambio, dio a conocer el texto de un autor inglés que defendía su misma postura. El gobierno insistió en su medida y el Fraile en la suya.

El 17 de abril de 1813, siempre bajo la dirección de Camilo Henríquez, comenzó a publicarse el Monitor Araucano en substitución de la Aurora. En él insertaría su memorable "Catecismo de los patriotas" (1813).

Henríquez compartió su labor periodística con diversos cargos políticos. Entre 1812 y 1814 se desempeñó como senador, y en 1813 le correspondió ocupar la presidencia del senado. Fue autor de varios proyectos de ley, entre los que sobresalen el Reglamento Constitucional de 1812 y el de protección a los indígenas. En forma paralela, escribió un drama intitulado La Procesión de los Tontos.

El exilio en Argentina

Tras el Desastre de Rancagua (1814) -donde murió su hermano José Manuel, que formaba parte de las tropas al mando de O--Higgins- emigró a Mendoza para luego seguir a Buenos Aires. Allí colaboró en la redacción de La Gaceta de Buenos Aires y en El Censor, periódico publicado por el Cabildo de aquella ciudad.

Su delicado estado de salud le impidió acompañar a O--Higgins y San Martín en el cruce de la Cordillera de los Andes y permaneció en Buenos Aires, donde redactó otras dos obras de teatro: Camila, que se representó en Buenos Aires por primera vez en 1817, y La Inocencia en el Asilo de las Virtudes.

Regreso a Chile

Fray Camilo no se resolvía a retornar a Chile debido al temor que tenía por su antigua cercanía con los hermanos Carrera, especialmente con José Miguel. Sin embargo, O--Higgins reconoció sus méritos y a su regreso al país se le nombró bibliotecario de la Biblioteca Nacional y se le encargó la edición de La Gaceta Ministerial y la de otro boletín "sobre la estadística del país, que dará a la luz pública cada ocho o quince días". Este fue el origen de El Mercurio de Chile.

Al igual que como lo había hecho durante la Patria Vieja, Henríquez repartió su tiempo entre los trabajos en la prensa y otras labores políticas. En 1823 fue diputado suplente por Chiloé y por Copiapó, y al año siguiente titular por Copiapó. Ejerciendo este último cargo propuso la edición de un periódico que diese publicidad a las sesiones del Congreso, abogó por la creación de una marina capaz de defender el territorio nacional y contribuyó en la discusión del texto constitucional de 1823.

Ese mismo año fue nombrado Oficial Mayor del Departamento de Relaciones Exteriores, cargo que no desempeñó dada la precariedad de su salud. Murió en Santiago, donde se realizaron sus funerales en medio del duelo público dispuesto por el gobierno y por el parlamento. Al realizarse las exequias, a las cuales concurrieron todos los parlamentarios y otras autoridades públicas -quienes llevaron un riguroso luto por tres días-, se dispararon salvas de artillería desde el Cerro Santa Lucía.
Fuente: Cristián Guerrero Lira, Fernando Ramírez Morales e Isabel Torres Dujisin.



Enviar nuevo comentario

  Continuar Leyendo en Biografías
Marmaduque Grove Vallejo: 1878-1954

Marmaduque Grove Vallejo: 1878-1954

Nació en la ciudad de Copiapó, el 6 de julio de 1878. Fue hijo de José Grove Ábalos, abogado, y Ana...

Manuel Rojas

Manuel Rojas

Hijo de padres chilenos y hombre profundamente arraigado a su tierra, nació en Buenos Aires en 1896 ...

Jorge Montt Álvarez: 1845-1922

Nació en Casablanca el 26 de abril de 1845. Sus padres fueron Antonio Montt y María Álvarez. Se...

Laura Vicuña Pino: 1891-1904

Laura Vicuña Pino: 1891-1904

Nació el 5 de abril de 1891. Fue la hija primogénita del matrimonio integrado por José Domingo Vicuña y Mercedes Pino. Él era un militar que procedía de una familia noble chilena; ella, pese a poseer todas las características de una esposa ideal, no era del pleno agrado de la familia de su marido, d...

Neftalí Reyes Basoalto:1904-1973

Neftalí Reyes Basoalto:1904-1973

Ricardo Eliecer Neftalí Reyes Basoalto nació en Parral, actual VII Región, el 12 de julio de 1904. Su madre fue Rosa Neftalí Basoalto Opazo, profesora de un liceo de niñas. Su padre, José Ángel Reyes, fue obrero y posteriormente maquinista. Contrajeron matrimonio en 1903. Rosa murió de tubercu...

Alonso de Monroy: ¿?

Se igonora la fecha de su nacimiento, pero se sabe que era oriundo de Salamanca y que pertenecía a una familia de antigua grandeza. Probablemente nació en la primera década del siglo XVI. Sus padres f...

Fernando Santiván

Fernando Santiváñez, su verdadero nombre, nació en la ciudad de Arauco el 1 de julio de 1886 y falleció en Valdivia el 12 de julio de 1973. Hijo del español Fernando Santiváñez de la Hoz y de Clarisa ...